11 abril 2015

Yo te llevo dentro hasta la raíz...



Llevo unos días escuchando esta canción de Natalia Lafourcade y no he podido evitar pensar en esas cosas que de una u otra manera me han traído hasta donde estoy ahora.
Coincidencias o no, actos... lo importante es que han estado ahí como pequeños nutrientes que me han hecho caerme, levantarme, caminar, luchar contra el viento, volver a caer y volver a levantarme.

No creo que llegue a ser alguien "grande" en esta vida. No pienso que vaya a convertirme en una diva de ópera o en una filósofa famosa. No tengo esas ambiciones, sinceramente.

He leído que no se nace "siendo", son los actos que realizás en eventos específicos que te convierten en vos.

¿Y si no hubiera cantado frente a la radio cuando mi abuelita me pidió que lo hiciera? ¿Y si hubiera tenido miedo y hubiera dejado de cantar a todo pulmón cuando Danielle me gritaba y me decía que dejara de cantar tan fuerte?
¿Y si no hubiera ido a la Iglesia? ¿Y si hubiera decidido no hablarle a N.?
¿Y si hubiera decidido no escuchar a B.? ¿Y si nunca le hubiera dicho lo que sentía? ¿Y si nunca hubiera hecho los juegos frente a la cámara? ¿ Y si nunca hubiera trabajado en la Alianza Francesa? ¿Y si nunca hubiera destruído lo que tenía con Nincy y Linda? ¿Y si hubiera decidido no venirme a vivir a Francia? ¿Y si no hubiera realizado los viajes a Turquía, a Alemania, a Luxemburgo, a Bélgica, a Italia, a España, a Portugal, a Marruecos, a Suiza, a Estados Unidos, a Holanda, a Camboya, a Tailandia?
¿Y todas esas personas que me han influenciado de alguna u otra manera? ¿N., L., mis papás, mis hermanas, P., mis compañeros, F., B...? ¿Y mis encuentros con los animales mágicos, desde mis pollitos, mis tortugas, mi conejo hasta los elefantes, monos y gatos de Tailandia y los camellos de Marruecos?

Quisiera poder quejarme por todo lo que he recorrido, pero la verdad es que los llantos y alegrías, me han hecho lo que soy y si no soy yo... ¿Quién sería?