26 septiembre 2013

"Ce n'est pas devant toi que je me suis prosterné mais devant toute la souffrance humaine..."

Desde hace unos meses estoy leyendo este famoso libro de Dostoïevski llamado "Crimen y Castigo". Confieso que me he tardado mucho en terminarlo, pero la verdad eso de "devorar libros" para aparentar "intelectualidad" nunca ha sido algo que me ha llamado la atencion.

En fin, este libro ha sido un amigo durante muchos trayectos de tren y metro. Leerlo, me hace olvidar esos momentos de asfixia en los que muy regularmente me encuentro literalmente emplastada a las puertas de los trenes. Muchas veces, elevo mi libro y trato de leer boca arriba puesto que las condiciones de viaje, como dirian mis colegas, "son mucho peores que las condiciones de viaje reglamentarias para las vacas, en Europa", lo que no me permite posicionar mi libro de forma horizontal frente a mis ojos.

Hoy, en uno de esos viajes rutinarios de metro (por suerte, el dia de hoy habia suficiente espacion en los trenes), encontre dentro de este libro, la hermosa frase que puse arriba cuya traduccion seria "No es frente a ti que me arrodillo, sino frente a todo el sufrimiento humano" (que corrijan mi triste traduccion aquellos que leyeron el libro en español).
Esta frase fue dicha por el personaje principal (Raskolnikov) a una niña que se prostituia para ayudarle economicamente a su madrastra y a sus hermanos menores. El personaje no podia explicarse como esta muchacha, sabiendo que su ayuda no serviria para nada, seguia insistiendo en sacrificarse en vano.

Esta frase resume mi malestar de estos dias, en los que una especie de agujero atraviesa mi pecho y me tortura llenando de melancolia mi ser.
Realmente es dificil explicar esto. La gente se conforma en recordarme "que asi es la vida", pero aunque asi lo sea no puedo evitar llorar en silencio por ello.

Son simples detalles... Dias de detalles... Como ese niñito que los vivarachos de la Teleton usaban para manipular nuestras mentes de niños de 10 años, con la intencion de sacarnos mas facilmente el dinero de nuestros almuerzos.
Estupidos... Aprovechados... Pero lo triste fue ver a ese niño inconsciente de su situacion. Puro. El payaso del circo en el que nos tenian ese dia. Llore... Claro que llore. Probablemente mi mente fue manipulada, pero yo no lo queria ver sufrir. Queria que dejaran de presentarnoslo como una atraccion. Queria que estuviera con su mama, y que esta pudiera comprarle muchos lindos pares de zapatos.  Queria que dejara de sufrir.

"-Papi, dame dinero para la Teleton.
-Hija, no sirve para nada... Y no, no te dare nada".

Si el dinero pudiera arreglar algo... Pero es que ni la misma ayuda permite que todo este dolor se borre. Ni las palabras de consuelo de aquellos que queremos.
Como humanos pasamos nuestro tiempo formando infelizmente nuestro bienestar y ayudando hipocritamente al "otro". Para que sirve ayudar?

Para que sirve todo esto? Todas esas ONGs? Esas iglesias? Esas ideas? Esos libros? Esas escuelas? Esas personas? Esas estupidas personas que caminan frente a mi todos los dias?

Odio ser humana...

Existir es lo que duele.