04 julio 2012

Cambios... Cambios en mi familia, cambios en mi vida profesional, cambios en mis planes, cambios en mis sueños, cambios en mi, en mi persona, en mis puntos de vista y otros aspectos en los que probablemente aun no he pensado.
No negare que tengo miedo de los cambios, de "eso que ya no sera igual". Me encuentro como la adolescente de 16 años que se graduaba del colegio y reflexionaba en la estrategia necesaria para llegar al punto en el que la joven adulta de 26 años se encuentra actualmente.
He aqui un nuevo punto de cambio, con cosas similares, con otras diferentes... Con logros, probables fracasos, y mucho en que pensar.

Los vientos de "la noticia" empezaron a resonar en las cuatro paredes. Despues de 3 años trabajando en el mismo lugar, la invitaron a encerrarse en una sala de reunion para "discutir sobre el futuro".

"-Creo que no va a ser posible... Es muy probable que tengamos que separarnos porque a pesar de todos mis esfuerzos, ellos estan bien decididos".

Curiosamente, a pesar de las malas noticias y el miedo a la incertidumbre que comenzara, no senti ese ahogo, esa ansiedad por encontrarme en el punto en el que me encuentro. Al menos, se hizo lo posible, y la razon del final no esta del todo ligado a mi persona, "Es simplemente la crisis".

Exacto, es "la crisis" lo que sucede. La "crisis" que nos convierte a todos en inestables... Pero al pensarlo bien, y al leer el blog de mi amiga del colegio, me doy cuenta que nuestra generacion esta preparada y configurada para lidiar con "la crisis".
Estamos hechos para crear estrategias de sobrevivencia adaptandolas un poco a nuestros deseos.

Hace 2 meses aproximadamente envie mi candidatura al Conservatorio de mi comuna. Me dije "Que tengo que perder?". Hace 10 años exactamente no canto de manera regular y educada. Me contento con desahogar ese sueño roto en la ducha, bañandolo con lagrimas de esperanza para el futuro. Sin embargo, los conservartorios prefieren a los niños, niños con dos o tres esperanzas realistas centradas en el "arte".
Aun no se si me responderan siquiera para realizar la audicion que me permitiria realizar el curso de canto...

Tantas incognitas, y pocas pistas para organizar estrategias. A lo lejos veo una luz que probablemente me ayude al menos a prepararme.

Dicen que la familia puede ayudarte a sentir un poco de calidez. Tantos rayos han destruido a lo que es por el momento mi familia, y aunque intentamos mantenernos cerca, nuestra incompatibilidad logra que nos alejemos aun mas.

Me encuentro triste? Sinceramente, no... Me siento retada. Retada a encontrar soluciones de sobrevivencia adaptadas a mis deseos.

A pesar de todaos los anuncios en Facebook hechos por mis amigas sobre su futura maternidad, no me siento frustrada. No me siento lista para esas actividades... Necesito seguir pensando en mi, de manera egoista. Aun no he realizado lo que deseo compartir con mis hijos, si es que algun dia los hay.

Es hora de seguir adelante, con este punto de cambio que me acerca a la vejez...

No hay comentarios: