02 marzo 2012



Mientras caminaba por la calle "Quatre Septembre", pense en mi pelicula preferida... mas especificamente, en una de las escenas en las que el narrador decia lo que al personaje principal le gusta y no le gusta.
"A Gaby le gusta... ?
A Gaby no le gusta : el comportamiento de la gente pseudo-intelectual y pretenciosa que cree tener el derecho de definir como debe ser el mundo, aburrirse cuando tiene tiempo libre, la lluvia francesa que es tan palida y debil que no inspira ningun sentimiento, levantarse por las mañanas y no tener ni un poco de fuerzas para comer, extrañar a los que quiere cuando mas los necesita, no encontrar una cancion que vaya acorde a lo que siente, enojarse al ver las noticias de Honduras, los comentarios de Claude Guéant, el sentimiento de rendicio que siente cuando un amigo que quiso con todo su ser solo le muestre indiferencia, reuniones que se organizan para hablar mal de alguien, los maltratos a las personas mayores de edad... y muchas cosas mas".

Eso me hizo reflexionar en que a mis 25 años de edad no tengo bien definido que me gusta exactamente, pero si se que es lo que no me gusta. Me encuentro entonces como un personaje pensado por Woody Allen que solo tiene bien definido que es lo que no quiere ser...
A los 17 años tenia esta idea de como seria a mi edad actual: primero que nada, me miraba viviendo en Francia, siendo una mujer exitosa por todos los esfuerzos que haria, alejada de los esquemas sociales en los que los sueños mas grandes de una mujer deben basarse en construir una familia, comprar una casa, tener carro, un perro y otras comodidades que los pequeño-burgueses creemos necesarias... No puedo decir que estoy lejos de lo que pensaba que seria a mis 25 años puesto a que me encuentro viviendo en Francia, en un trabajo que hasta el momento he conservado por todo el esfuerzo que he dedicado a "hacerme necesaria", y pues mis relaciones estan lejos de ser esquematicas...
Pero, desde hace unos años, desde que tengo la suerte de amar y de ser amada, esas ideas de no "seguir el esquema" se han ido deteriorando porque la verdad es que no me disgusta la idea de construir una familia con esta persona, comprar una casa con ella y tener un perro con el que jugar todos los dias. Pero mas que seguir ese esquema, se que lo que no quiero es vivir lejos de esta persona... Lo demas : la casa, los perros y los hijos son secundarios.

Si me pongo a reflexionar a profundidad sobre lo que realmente me gusta, creo que solo podria hablar de cosas que en este momento en especifico me gustan y no me gustan... Estos gustos, evidentemente, pueden cambiar de un momento a otro, pero al menos se que forman o formaron parte de mi vida.
Existen ciertas cosas que realmente detesto, pero a parte de eso, creo que puedo ser bastante flexible. En fin... Dejemos que este pensamiento deje de ser una perdida tiempo.

No hay comentarios: