18 noviembre 2011

Blanco, negro y colores

Algunas personas dicen que los seres tenemos luz dentro de nuestros corazones y que somos buenos por naturaleza, otros que los seres humanos somos pecado, y que somos malos por naturaleza... La verdad no se cual de los dos bandos tiene razon, es mas, ya no me detengo a pensar en si algo es malo o no.... Las etiquetas de "bueno" y "malo" son demasiado subjetivas. Probablemente, como muy bien se presento en Demian de Hesse, al final todos somos una masa compleja de sentimientos varios.
A pesar de las situaciones un tanto "extrañas" de estos dias, he mantenido una cierta tranquilidad y dominio propio. Unos minutos de rayos de sol al dia contribuyen a esto y creo que el hecho de salir con mi camara a la calle para realizar fotografias mediocres me ha ayudado a mantener mi mente ocupada buscando historias que contar.
El problema se da cuando trato de ver estas fotografias en la computadora: desenfoques e incomprension.
Eso mismo senti en ese momento, mientras todos susurraban. Habia visto toda la situacion, pero odio que mi curiosidad sobrepase el limite del respeto de la privacidad, asi que preferi mantenerme al margen. No fue hasta que me di cuenta por los comentarios de todos que pense que algo grave sucedia.... Ver que la tension y el estres reinaban en el lugar, acrecento mis dudas sobre la situacion. Por otra parte, era la primera vez en mi vida que miraba tan desconcertada a esta persona... Senti una especie de nauseas cuando al fin confirme que habia sucedido. Es como de esas nauseas confundidas con ganas de llorar, un poco parecida a la rabia. El habia sido una persona muy amable conmigo, siempre estuvo a disposicion para ayudarme hasta en los problemas mas graves de mi vida y en esta situacion solo podia ser una espectadora. Solo podia sentir esa especie de nausea de espuma blanca... A veces, el dinero nos hace olvidar que como humanos tenemos luz y tinieblas, y nos enfocamos en simplemente ser responsables o cuidadosos. De que nos va a servir todo eso? Nuestra sociedad se ha vuelto tan compleja con sus infinitos tipos de numeros, y olvidamos que lo esencial esta en la variedad de combinaciones de colores.

Por tanta complejidad que termine por no entender quien soy...