28 abril 2011

Detalles

"¿Recuerdas cuando bajo el sol de un día de verano se encontraban frente a frente, haciendo hasta lo imposible por retener esas ganas de besarse durante horas?
¿O recuerdas cuando esa noche te miraba como si eras lo único que quería que existiera?"

Entró a la casa con un pequeño "macaron à la framboise" en sus manos. Siempre había pensado que ese tipo de acciones eran ridículas y sin sentido, pero desde hacía unos años se había vuelto prisionera de esos detalles tontos que hacía con tanta espontaneidad.
Había algo en ella que le pedía aguantar esos tratos... Algo que no podía evitar. Amaba con ternura... Siempre lo había hecho. A veces, amaba con pasión... Había amado con pasión a sus 20 años, cuando en su clase de Apreciación Literaria pensaba en cómo hacer daño.
Se despertaba pensando en poemas, en imágenes, en teclas de piano que danzaban al son de sus pensamientos. Compraba hojas de papel de colores y creaba flores que abrazaban y besaban a sus poemas mediocres.
Al recordar esos detalles, no podía contener sus ganas de vomitar. Vomitaba vergüenza, odio y dolor.
Ese día en su auto, se ahogaba en lluvias de deseos... Pensó que eso sí valía la pena. Recordaba los días en los que se convertía en musa. Arrancaba poemas de entre las manos de escritores silenciados.
Eran negros y rojos, y se perdía en ellos tratando de crear lágrimas punzantes.

En ese momento, sus labios rojos eran lo único que importaba...
Pero dejó de amarla...

Y todo terminó