30 enero 2011

Una danza de letras se presentaba bajo sus ojos... Todas seguían los pasos y trataban de mantenerse al margen de lo que la luz de ese día de Semana Santa les había dictado. Sus ojos se detuvieron sobre el la línea de letras que parecía haber sido escrita para ella... Era como si su autor hubiera sabido que ella estaría ahí en ese momento y la leería... Era como si éste deseara hacer un tipo de contacto que ella había decidido deshacer.
"Gabriela, ¿y si le ponemos un poco de rojo a este afiche? Éste llamará la atención del público..."
Blanco y negro... Esa combinación de colores en la lista de Gwénaëlle, la Encargada del Servicio Cultural de la Embajada.
No se atrevió a pedirle que le enseñara la lista... Trató de ignorar el título, el texto... Trató de pensar que aunque sus sospechas eran ciertas, el mundo no podía ser una red de conexiones para llevarla hasta cierto lugar.

"Me gustaría que nos miráramos... ¿Qué pensás? Sería una buena idea para discutir sobre el trabajo que me gustaría que hicieras".
Al llegar, entraron al auto y discutieron de todo menos sobre el trabajo. ¿Probablemente únicamente quería que se vieran?
Estaba harta de sentir que su existencia se limitaba a "ideales", en ese instante quería sólo pensar que otras cosas podían ocupar su mente.
"Te presento a... mi amiga..."
"Mucho gusto"
¿Por qué siempre soy a sus ojos lo que se encuentra entre las manos cuando realizamos un círculo?

Hay unos rayos de sol... ¿Pero dónde se fueron los colores? Ese día, mientras leía la hoja de Guénaëlle, el mensaje iba sin duda dirigido hacia mí. "El espiral..." Habían colores y ahora me encuentro rodeada de árboles muertos y gente ansiosa por desaparecer...
En cada estación de metro, hay al menos 10 afiches gritándole que abandone por unos días ese lugar... Que busque colores, perfumes... Que regrese más tarde...

Las imágenes están desapareciendo... Sólo queda ponerle un poco de color al mundo con mucha sangre alrededor.

14 enero 2011

NADA

Un hombre gritaba furioso mientras su perro jugueton trataba de robarle un paquete de galletas: "BASTA! HE DICHO BASTA! Ahi te quedas y no te mueves".
Nunca pudo definir si este hombre era un vagabundo o simplemente alguien a quien le gustaba sentarse frente al edificio que se encontraba al lado de la panaderia cercana a su trabajo.

En ese instante trato de juzgar y buscar el lado "que tenia la razon", pero no lo logro... Quizas no era necesario, a nadie le importaba lo que ella pensara, ni a ella misma. En todo caso, el simple hecho de pensar la aburria...
Algo se habia apoderado de ella esos ultimos dias... Cada vez que se despertaba, sentia que su cuerpo era una masa de materia repugnante y que sus ideas eran menos interesantes que el olvido.
A veces queria gritar... Pero que importaban sus gritos? Ya ni cortar la piel de su brazo tenia sentido... Es como si cualquier cosa que algun dia hubiera importado, empezara a desaparecer con la esperanza de que todo mejoraria...
A pesar de todo, aun anhelaba los buenos dias. Se perdia en los recuerdos de aquellos momentos en los que el dolor era anestesiado por la belleza...

Siempre llegaba a su casa en el auto rojo. Le gustaba mucho entrar corriendo a este, y dejarse caer sobre el mueble de cuero.
"Donde esta mi beso?"
Se acercaba siempre a la suave mejilla mientras acariciaba la rodilla descubierta por sus pantalones rotos.

Todas las mañanas, sentada en el borde de la cama, contemplaba ese recuerdo y esperaba que este pudiera regresar a ella. Pero todo parecia un fracaso... Quizas todo ya se habia ido. Todo se habia ido con sus pantalones rotos y su auto rojo...
Quizas solo duro un poco esa ilusion de que a sus ojos era realmente perfecta...
"ES MI CULPA POR HABER CREIDO... EN QUE MALDITO MOMENTO SE ME METIO LA IDEA DE QUE YO ERA ESPECIAL"

Era comico entrar al trabajo y ver que la vida de todos sus colegas o "ex-colegas" iba llenandose de aventuras al mismo tiempo en que se establizaba.
Desde que regreso de sus vacaciones en Honduras, una bomba de "embarazos" habia explotado en su empresa...
"Gaby, todo esta mucho mejor para mi –le dijo mientras descubria su vientre – estoy embarazada."
Le alegro mucho ver a su ex-colega ese dia. Hacia mucho tiempo que no la miraba, desde antes de irse de vacaciones a Honduras.
Pero al verla, se dio cuenta que muchas de sus expectativas se quebraron en un millon de pedazos.
"Desde cuando me crei lo suficientemente especial como para pretender tener un hijo..?"
Sabia que su destino era unicamente ser una masa desagradable que con el tiempo iria desintegrandose hasta convertirse en "nada"...

NADA

06 enero 2011

Le vent l'emportera...

Horas de trabajo... Es dificil cuando la mente esta ocupada en otras cosas.
La cueva estaba repleta de personas, como en los metros o en los RERs... Queria escaparme, correr, gritar, pero la marea era alta... El mar ya no era simbolo de libertad sino que de ahogo.
"Mira, es tal como en mis sueños... El agua marina nos toca los pies y pronto nos atrapara."
Estabas ahi, estabas conmigo, pero no parecia gustarte la idea... No parecias alegre.

Es dificil tocar la arena con los pies... La arena es tan debil que con el viento decide volar. Mi mente esta en el aire, construyendo castillos que dificilmente existiran. Que pasaria si un dia el viento decidiera llevarse con el todas las particulas de arena existentes? Quizas me pierda en mis sueños y deje de vivir en esta maldita realidad...