31 octubre 2010

I've got a tight grip on reality...



El viento me invitaba a escaparme ese día.
El muchacho que se encontraba frente a mí tenía un físico que muchos habrían considerado como perfecto. Estaba interesado en mí de cierta manera... En el momento en que quiso besarme, salí corriendo. ¿Me escapaba de algo?
¿Te he hablado alguna vez de mi poco interés por romper la armadura con la que he cargado desde hace muchos años?
Siempre he tenido esa idea de que mi compañía no es algo apreciado por la gente...Siempre me he mentalizado con que la realidad es lo que más cuenta... Que no puedo esperar que algo pueda hacerme sentir "el suspiro"... El deseo de desencadenar mi parte "no-mental". Tengo esa creencia de que lo mejor es estar solo... Completamente solo... Sin tener deberes... Sin sentirme obligada a ser de cierta manera o a hacer cosas que no me interesan. Odio pensar que tengo que encontrar temas de plática para tener entretenidas a las personas. Me ahoga tener ese sentimiento de compromiso de ser algo o alguien que no me interesa ser.

Ésa es la razón por la que me escapé ese día.

Unos días después llegaste... ¿Cómo te explico cómo siento con vos? No necesito pensar en cómo ser... La primera vez que te vi y que hablamos, las cosas sólo se dieron, sólo "fuimos"... No hubieron planes... Sólo estuvo ese sentimiento, esos "momentos". Esas rosas rojas en la mesa de mi casa.
Las experiencias me han enseñado que "cosas como las que tenemos" no duran... He querido escaparme de vos, irme lejos... Pero siempre regreso... Al irme, dejo de ser, dejo de encontrarme.

Vos has sido la única excepción hasta ahora... ¿Hasta cuándo lo vas a ser?

I've got a tight grip on reality
But I can't
Let go of what's in front of me here
I know you're leaving
In the morning, when you wake up
Leave me with some kind of proof it's not a dream

26 octubre 2010

Posicionamiento de productos...

El día de hoy leí un artículo interesante sobre cómo una marca de anteojos fue contactada por un periodista para que le proporcionara anteojos a nada más y nada menos que los 33 mineros de Chile mientras se realizaba el rescate de estos... Los maravillosos anteojos, tienen sus propios artículos de periódico, tendrán su lugar en un musero... ¿Qué más puede pedir una marca?
Es increíble cómo la publicidad le está dando espacio a la práctica que llamamos "Storytelling"... Una marca es una historia... Muchos pueden considerar esta práctica malintencionada... Y no estoy en desacuerdo, ¿pero no piensan que es increíblemente brillante?
En nuestra época, los anuncios publicitarios ya no nos dicen nada...
Ahora son las historias...

Sí, amigos... Estamos entrando en la generación de las "historias"...

Gaga no pudo ilustrarla mejor

24 octubre 2010

Té para tres...



Es complicado no sentarnos en un café sin que su presencia aparezca... Es difícil besarte sin pensar que la ves a ella en cada beso.
Comíamos, almorzábamos... Y ahí estaba ella. Apareció... Como en los pensamientos en los que no deja de atormentarme.
"Vámonos, Gaby"
¿De qué escapabas? Nunca quisiste decírmelo, nunca quisiste explicármelo... Me apoyé en la baranda de las gradas mientras miraba cómo la abrazabas y le dabas un pequeño beso en la cabeza. Mi mente sonrió... Mis piernas me obligaron a correr. Quise escaparme... Pero nunca llego muy lejos cuando de estos asuntos se trata.
Cuando te conocí, aún la amabas... Me gustaba hablar con vos de lo que sentías por ella, del gran amor que tu corazón guardaba por esa niña. Me sentaba frente a mi computadora, maravillada con las historias de ustedes dos... De cómo la seguiste hasta el último centímetro intentando recuperarla. Nunca creí que llegaría a importarte en lo más mínimo...
Y ahora es como sentarme frente a vos, hablar sobre temas que vienen a nuestra mente... Verte tomar el café, mirando cómo tus ojos consumen cada recuerdo aprisionado en esa taza. Soy inexistente... Completamente inexistente.

Hablas de amor, de sentimientos hacía mí... Pero es imposible que tu dependencia hacia ella sea eliminada. Sin ella, no existís... Sin ella, no te sentís... Sin ella... Sin ella... Siempre seguirás siendo de ella...
Tu corazón siempre será de ella de una u otra manera...

Yo no soy...

Marianne...

Sólo porque no quiera que esto se pierda... Lo dejo en mi blog...Marianne poing levé
Ese sábado fue otro sábado como los demás: Linda y Nincy llegaron a la misma hora que llegaban siempre, con sus pequeñas carteras en forma de mochila, con los bordes de sus pantalones rotos por caminar mucho encima de ellos.
Nincy abrió su pequeña cartera y sacó un libro cuyo nombre me pareció tan fantástico: "Bajo una campana de cristal".
"-Gaby, hoy fuimos a un lugar del mercado en el que habían muchos libros viejos. Encontré este libro entre todos esos libros... Leí unas cuantas líneas, y me parecieron muy buenas"
Acostada, miraba pasar los movimientos del sol sobre la pared de mi cuarto. Dar vueltas alrededor de la cama, sintiendo que las sábanas se enrollaban entre mis piernas... Sentir que... Pensar que... Algo haría la desaparición de lo que se "era". Al estirar mi brazo, mis dedos acariciaron por accidente un libro de pequeño formato... O mediano formato. "Bajo una campana de cristal"
"-Algún día tendré que devolvérselo..."
Nincy siempre la llamaba por las tardes y le hacía la pregunta de siempre: "¿Leíste el libro de Anais Nin, Gaby?"
"-Lo siento, Nincyta, no he tenido tiempo..."
Había tiempo para leer los otros libros, pero no para leer el de Anaïs Nin. Anaïs Nin... Era curioso el nombre que Nincy había escogido para llenar sus estantes, sus paredes, sus hojas de cuadernos... Era como si hubiera encontrado al fin una parte de su nombre... "Nin"... "Nincy"...
Quizás nunca quiso escuchar a Nincy. Quizás a nadie...
Mientras las gotas caían sobre su rostro sólo pensaba en salir corriendo. Esperando que los teléfonos no sonaran. A todos les quitó el volumen... Desconectó su teléfono fijo, y desapareció de la Mensajería instantanea.
A ella gustaba cantar. Sus compañeros siempre se reían de ella cuando cantaba en clases. "GABY, CANTÁS HORRIBLE", "TU VOZ ES DEMASIADO FUERTE", "CALLATE". Odiaba su voz, y dejó de cantar...
"Me gusta cantar, me gustaba sentirme impotente, obligada... Y llena de éxito al final. Me gustaba perderme, sentir el dolor de las miradas juzgadoras, esperando a que el más mínimo error se de. Me gustaba sentirme ahogada..."
Quiero salir corriendo a veces... Todos esperan a que me equivoque. El momento adecuado. Los segundos que se mueven mientras todo se ahoga en un balde de rosas y hierba de sirenas... El lodo en los dedos de la cara... Los enojos de un momento ahogado en las sábanas. Los gritos del celular de la abuela... LOS LIBROS, LOS MALDITOS LIBROS DE HOJAS DE ÁRBOLES. La exposición de fotografías será la otra semana... No quiero ni acercarme. Dicen que si uno se tira desde un cuarto piso, no le pasa nada. La muerte es lo único que puede quitar los dolores... Pero tengo miedo de morir... De no sentir nada. ¡NUNCA DEBÍ HABER EXISTIDO!
En el escenario, todos la miraban, la juzgaban... Ella ahogaba todo el miedo en una harmonía asesina.
"Gaby, el día de hoy haré una presentación de guitarra... Estoy en el grupo de Claudette."
"Gaby, Nincy tocó muy bien en el concierto. Hubieras venido..."
Ese día sangraba mucho de la pierna. Pensé que quizás perdería la pierna. Mi padre estaba en la computadora con Vane.. Yo estaba en el teléfono con Nincy y Linda.
"No podré ir... No tengo cómo ir, Nincyta."
Quizás quería evitar ir porque no iba a participar en el tal concierto. La universidad, el tiempo... EL PUTO TIEMPO.
LA CHAMPAGNE PARA EL CEO... EL VINO DE SAINT-POURÇAIN...

I could really use a wish right now...

"-Gaby, - dijo Nincy con un tono de resentimiento. - devolveme el libro mejor."