21 agosto 2010

Las Ks en la oscuridad...

¿Cómo puedo explicarles que aunque trate muchas veces, no logre lo deseado?
"¡Hola! Mucho gusto".
Y la respuesta es un simple "Hola" sin ninguna buena combinación, sin ninguna mirada de solidaridad ni amistad... Me pregunto, ¿Qué esperan de mí? Esperan una hermosa mujer alta, bella, segura de sí misma, con todas las fuerzas del mundo... Terminan encontrando lo que mis colegas llaman "une petite souris", sin facilidad de palabra ni belleza alguna.
No entiendo por qué vino a hablarnos antes de ir al baño de mujeres... Siempre me había mentalizado y creado en mi mente la manera en que le hablaría por primera vez a K. En mi mente, trataba de imaginar que nunca había habido dolor ni ningún tipo de malos momentos... P. trata de no hablar mucho de ella cuando hablamos de nuestras vidas... Es como si quisiera evitar que escuche algo que no quiero escuchar. Probablemente, no fue la mejor manera lo de conocerse en un lugar oscuro en donde no se podían ver los rostros y que todo pareciera una conversación telefónica... Odio hablar con alguien desconocido por teléfono... Si lo hago en la oficina es porque no tengo opción...
Las Kas. se han empeñado en buscar lugares oscuros para decirme hola. De una u otra manera, P. y yo sabíamos que Ka. llegaría ese día. Entró por ahí y no tuvo ni que acercarse a mi amigo para que supiéramos que era ella. Traté de ser amigable, pero al mismo tiempo fui yo misma, y creo que eso no le gustó mucho... En este caso, sí me habría gustado poder conversar... Con esta Ka. no hubo dolor como la primera K., pero me comporté de la misma manera...
¿Dónde quedó mi amabilidad? Mejor dicho... ¿Dónde puedo encontrar una amabilidad?