18 julio 2010

La Dolce Vita...


Sólo tenemos que hacer
Como si todo está bien
Si no es verdad
No importa

Sólo tenemos que disimular,
Hacer como si,
Hacer como
nuestros padres

Como un pequeño soldado, buen apóstol
Sin un gesto, Sin ninguna palabra
Más alta que la otra

Es la Dolce Vita
Tenemos que olvidar
Esta vida que no vivimos
Que aún así nos prometimos

La duda y el resentimiento
Esto es a lo que nuestras vidas
Se resumen

Habrá bastado de un corazón
De un dolor de corazón
Para que la llama
Se consumiera

Habría bastado de un poco de amor
para que la llama
Renaciera

Pero la Dolce Vita
Será posible olvidarla
Esta vida que no vivimos
y que nos prometimos

Recuerda que lo que queríamos,
Nosotros, es el amor
No la tristeza y el aburrimiento

Recuerda que lo que hacíamos,
Nosotros, es el amor
No esta serie de compromisos

En busca de amor míranos a nosotros juntos
Tan cerca y tan distantes
Uno del otro

Je vivo, tú vives sin alegría, sin grito
Y yo asisto a nuestra lenta
Agonía

Recuerda lo que deseábamos tanto
Bastaría que creyéramos todavía

Recuerda lo que deseábamos tanto
Bastaría que lo quisiéramos todavía

Recuerda lo que deseábamos tanto:
Era la Dolce Vita


Cuando te conocí, supe que algún día me enamoraría de vos... Sólo me bastó mirar tus ojos y escuchar tu "hola" para saber que nos amaríamos. La primera vez que hablamos te entregué mi corazón y vos me entregaste tu amor... Nos entregamos esa noche, jurando que nada nos separaría, que no repetiríamos los errores de nuestros padres... que viviríamos en el mismo lugar, amándonos para siempre... Queriéndonos para siempre...

Pero miranos, mirá dónde nos encontramos... Miranos buscando las palabras perfectas para herirnos, para molestarnos, para deshacernos. ¿Dónde quedó el amor?

¿Dónde quedó nuestro amor?

No hay comentarios: