17 agosto 2009

Unas cuantas notas de música...

Música... ¿Qué es tan mágico en la música? Miedo... Noche... Luces que opacan los rostros y muestran los miedos... ¿Miedo a qué? Siempre el miedo ha formado parte de mí... Siempre ha sido como el sinónimo de mi interior. Sin embargo, en ese momento, no pude definir bien el miedo... ¿O el miedo fue un factor que combinado con unas cuantas notas musicales me obligó a abrazar su cuerpo en ese momento?
"Estoy asustada..."
"Todo va a estar bien"
Mi mano buscó la suya... El miedo me empujó, pero borró el miedo a sentir su piel. Los miedos hablan entre sí...
"Está bien..."
Y la música continuó, hablando con los miedos, embriagándolos de sensaciones y sentimientos. Su piel, su piel tan suave... sus ojos mirándome fijamente como aquel día en el que no existía. Sus caricias... Era un estado tan mágico, tan real como todos los días en los que soñábamos... Sólo su mirada, la soledad y yo... Ninguna otra palabra juzgadora sobre eso tan mágico... Sólo...La música, su mirada, la soledad y yo...

No hay comentarios: