31 marzo 2008

Quien?

Sentada frente al escritorio, miraba como las luces de la sala se encendian como pequeñas luciernagas que se unian para iluminar ese frio lugar. Uno por uno, entro al lugar recien iluminado... Algunos con las sonrisas que los caracterizaban y otros con el odio recien adquirido por unas cuantos numeros en rojo que se escribieron en una hoja.
Se levanto y empezo a distribuir papeles con rayas y letras, que instantaneamente creaban sonrisas en los rostros molestos y ojos grandes y asustados en los felices.
"Mme Milian dijo que contaria esto en la nota..." dijo tratando de asustarlos.
"No, asi no es... -dijo Régis cuyo rostro seguia siendo el mismo. -Mme. Milian no dijo que contaria esto en la nota, usted le dijo a ella que deberia contarlo."
Su boca, quien actuaba un enojo muy fuerte, no pudo evitar permitirse una pequeña sonrisa.
Y es que ella en realidad no estaba enojada con ellos... Simplemente no queria que la vieran como un "nada"... Queria que se le respetara un poco mientras daba clases... Simplemente deseaba que ellos la vieran como una persona y no como "la clase a la que vamos a jugar". Por eso, a pesar de su enojo, le ayudo a todos mientras hacian su segundo castigo... Incluso a la niña que siempre trataba de verse como menos frente a los demas. "Puedes hacerlo mejor... Lo hiciste muy bien, pero puedes mejorarlo." Respondio a la pregunta de esta, quien despues de haber tenido una muy buena nota en el trabajo - el cual sorprendio mucho a la profesora al corregirlo, ya que al tener la imagen equivocada de ella, nunca creyo que haria algo tan bueno- preguntaba si podia quedarse con la nota que tenia.
Al terminar la clase, sintio ese terrible dolor que el corazon siente cuando alguien querido se va... Era una de las ultimas veces que los miraba y sentia ese dolor porque no sabia que seria de ellos despues de que ella partiera... No volveria a escuchar a Régis diciendo bromas, ni a Andres riendo timidamente, ni a Ambre ignorandola completamente, ni a Julie bromeando con Régis y poniendose seria cuando se le pide un trabajo, ni a los demas... No volveria a verlos seguramente... Quizas ni en sus recuerdos y sintio ese horripilante dolor.
Lo sintio mas intensamente mientras comia en la cantine y escuchaba a los profesores "verdaderos" de los alumnos burlandose de una de "las autoridades" y de su hijo de 2 o 3 años, que un dia pudo ver jugando y hablando de granjas con su papa, mientras esperaba a que le dieran un papel de trabajo. Y sentia ese nudo terrible en su pecho... Quien estaria con sus alumnos? La persona que la reemplazaria seria igual que ella con los muchachos? Alguien podria tomar en cuenta que los alumnos son tambien humanos y no simplemente "trabajo"?
No pudo soportarlo y decidio ir a llorar a su cuarto... No queria dejar a sus 100 alumnos ahi, queria llevarselos a todos con ella y protegerlos del desencantamiento que sin duda viviran... Pero...

Adios...

No hay comentarios: