27 febrero 2008

I Hold your Eastern Promise Close to my heart...



Era una de las peores horas del horario escolar… Llegó con su maletín negro y su espalda encorvada, sonriendo como siempre… Se sentó frente a ella, abrió su maletín y sacó de éste unas hojas amarillas, un tanto gastadas por el tiempo y un libro un poco grueso, pero no lo suficiente como para poder brindar toda la información que ese día él tenía para ese grupo de 32 muchachos.
Ella estaba frente a él, pero el sueño que siempre llegaba cuando entraba al aula, la invadió “sorprendentemente” en ese momento. Lo miró fijamente, pero su mente estaba en blanco… mezclando las palabras que él decía con productos de su imaginación. Y así fue como en su historia, los hindús eran amigos de los musulmanes porque estos últimos eran los únicos que podían matar a la vaca, Constantinopla quedaba en un mundo imaginario, los musulmanes viajaban arrodillados hasta la Meca y hacían oraciones dirigiendo su cabeza hacia su Tierra Santa… ¿Pero cuántas oraciones eran? Bueno, mientras no lo pregunte en el examen no importa…
Un sonido la despertó violentamente… Una voz emitida por un tipo de parlante. Creyó que era el televisor, pero éste estaba apagado. La voz fue convirtiéndose en un canto… ¿Quién podría estar cantando a las 3:50 de la mañana (el reloj le mostraba esa hora, pero en realidad éste estaba atrasado 2 horas). Medio dormida, vio cómo el rostro de su profesor de Historia y Geografía se acercaba a ella, y con su tono tranquilo, pero sarcástico le dijo: “Gabriela, combien des prières font les musulmans chaque jour?”… No podría responderle, no lo había escuchado… Éste la castigó con su mirada y continuó dando su clase: “Les Musulmans font plusieurs prières par jour… dont une le matin”.
Después del susto, volvió a acostarse y siguió durmiendo, pensando que habría sido bueno escuchar a Rémy y no tener que vivir esa embarazosa situación…
Dos horas después, se levantó para bañarse y tomar el Desayuno Continental que todo hotel acostumbra darle a sus clientes. Se sentó frente a una de las asistentes de alemán, quien comía su desayuno mientras leía un libro cuya inscripción era “Istanbul”. Ella estaba entretenida viendo a uno de los gatos del hotel, quien hacía lo que ella acostumbraba hacer en el colegio…



“Espero que visitemos Hagia Sofía pronto… será sorprendente conocer lo que un día representó Constantinopla” dijo la asistente después de beber un sorbo de jugo de naranja. ¿Constantinopla? ¿No estaba este Imperio en las nubes?... Se avergonzó tanto, pero su silencio escondió cualquier tipo de pena. Pronto asoció Istanbul con el reino imaginario de Constantinopla… Le costaba mucho trabajo imaginar que un día esa tierra islámica había sido cristiana… y que Hagia Sofía fue antes una iglesia transformada en mesquita.



La vio de frente, pero en su mente jamás la había idealizado… y mucho menos con nieve. Sintió que su examen de Geografía no sería muy exitoso después de todo…



La oscuridad de su mente pronto fue desapareciendo… aunque la luz no fuera muy fuerte, algunos conocimientos que no había adquirido en el pasado fueron pintándose en su mente.



Era fascinante ver todo eso… esa mezcla de cristianismo e islamismo… Ese lugar era exactamente como ella… un lugar lleno de contradicciones.



Era un lugar muy bello…





Quizás el examen no había estado tan bien, pero Rémy seguramente se alegraría al ver todos lo que había aprendido ese día… Y quizás la felicitaría por las respuestas tan precisas que daría sobre la Mesquita Azul…



“Para entrar a la mesquita existe una puerta especial para los turistas, y estos tienen que quitarse los zapatos obligatoriamente, aún cuando está haciendo mucho frio por culpa de la nieve… ¡Ah sí! También no puede entrarse mientras hay oraciones…”
Rémy no volvería a verla con su mirada-castigo… al contrario, haría toda una plática acerca de lo que ella respondió.



Pero…




Probablemente también la atacaría con sus preguntas acerca de la Iliada y Troya… ¿Qué? ¿Troya también está en Turquía? Y… ¿Hay una cisterna en Estambul en donde está Medusa? Demasiada cultura para mí… Cristianismo, islamismo y civilización griega en un país tan… ¿desconocido para mí? Sólo Jean Raphaël podría responder tan fácilmente esas preguntas… Él vivió en Turquía mucho tiempo y es un buen alumno, en cambio, yo… Excusas, siempre son fáciles de dar.

¿Y qué hay del “Versalles turco”?... No sabía que existía algo parecido. En su mente, la belleza sólo se encontraba en ese castillo occidental… Nunca imaginó que en Istanbul hubiera un Palacio tan MAGNIFICO…
















Escribió algunas anotaciones sobre el Harem, decorándolas con colores y oro…














Seguramente Rémy no lo había nunca mirado de la manera en que ella lo había hecho en ese momento. Él nunca habló de un Harem dentro de un palacio… O quizás sí, pero no lo escuchó ese día
¡Ah! Rémy no podría nunca saber del Mercado de Especias…



Ni del Barrio moderno en el que algunos músicos compartían con el mundo una hermosa melodía… Ni de las personas demasiado amables que invitan a tomar té en sus restaurantes y siempre están listas para brindar ayuda sin ningún tipo de interés por detrás



El timbre sonó… todos sonrieron y se levantaron contentos por la recreación de 15 minutos que les esperaba. Ella siguió a los demás, pero se susurró a ella misma: “Realmente amé este viaje… Algún día regresaré.”
El profesor de historia la vio partir… Metió sus hojas amarillas y su libro dentro del maletín. Se bajó de la mesa en la que estaba sentado… apagó las luces, miró alrededor, y cerró la puerta de la sala de clases.

Istanbul es un lugar tan complejo que no puede ponerse en un solo post… Si quieren ver más fotos que tomé durante mi viaje, vayan a: MIS FOTOS DE FLICKR

25 febrero 2008

Alemania... 2da parte

Después de Luxemburgo, ataqué Alemania, que como todos ya saben queda a unos cuantos metros de aquí. La ventaja de vivir en Estrasburgo es que sale demasiado barato ir al otro país y por lo tanto andar vagando por todos lados… Esta vez, las ciudades que conocí fueron Karslrühe, Baden-Baden y Offenburg… Súmenle a estas ciudades Freiburg y Kehl… ¡AMO FRANCIA!

Karlsrühe













Baden-Baden




























Offenburg

21 febrero 2008

Adios Turquia...

Me despido de ti, sin saber si volvere a verte... Quizas jamas volvamos a cruzar nuestros caminos y nos olvidemos completamente que existimos... Pero quiero decirte que te ame mientras te tuve... Eres mi aventura de algunos dias, pero hasta el mas pequeño beso se guarda en la Caja de Recuerdos...

Adıos Turquia... Realmente te amo. Espero volvamos a vernos pronto... Te extrañare demasiado.

16 febrero 2008

TURQUIA!!!!

Bueno, le aviso a todo el mundo que el dia de mañana estare tomando el avion a Turquia... Estas vacaciones han sido geniales! He ido a tantos lugares... Ayer, por ejemplo, me fui a tres ciudades de Alemania y pues ya todos saben de mis aventuras en Luxemburgo!!! Ahora falta la aventura de Istanbul!!! QUE EMOCION!!!! :D

13 febrero 2008

El Perfume...



Mi parte favorita de El Perfume... :D Viva la Buena Fotografia!!!

Luxemburgo... Un hermoso lugar...

Amo Francia… La amo porque todos los deseos se complacen, porque todo es posible.
Debido a que me encuentro sola y que mi viaje a París fue abortado por los precios fuera de lugar de los hoteles y los trenes, me dije: “Hey, ¿Por qué no me voy de viaje a países cercanos?”. Claro que no tengo acompañantes de viaje, debido a que estos buscaron otros acompañantes o simplemente porque no desean o no pueden salir de sus casas. Yo, al tener todas las oportunidades no iba a dejar pasarlas, asi que decidí irme a descubrir el mundo por mí misma.
Así que el día de ayer, tomé a Lisa, mi cartera y mi Carte de Séjour y me fui a visitar el Gran Ducado de Luxemburgo…



En el tren de dos horas todo estuvo bien, excepto por el hecho de que había olvidado mi pasaporte… Los policías de la aduana se detuvieron un rato conmigo, pero al ver que no era una ilegal (mi CDS lo probaba) y que no traficaba ningún tipo de droga, me dejaron irme tranquilamente aconsejándome que la próxima vez no viajara por ningún motivo sin mi pasaporte.
La Estación de tren de este lugar no tenía nada de genial, y al haber escuchado los comentarios de mi “colocatrice” de que Luxembourg no era muy bonito, tuve miedo de aburrirme en este lugar…



Pero bueno, nada me detendría para conocer el hermoso lugar, así que compré la LuxembourgCard y me fui a explorar lo que me esperaba.
Tenía que tomar un tren para llegar a una ciudad en la que debía tomar un bus para llegar hasta Vianden, lo cual me pareció un poco confuso pero no fuera de lo normal… Así que hice lo que dijeron y me fui a pasear.
Dentro del tren, los hermosos paisajes Luxemburgueses desfilaban a mi lado. Era tan hermoso todo lo que se miraba que la voz de mi compañera de cuarto pronto se desvaneció. Llegué a Ettelbruck (?) y esperé el bus comiendo mi sándwich y viendo lo que me rodeaba…



El bus llegó a las 11:45, y me dejaba únicamente unos minutos para conocer el Castillo de Vianden… Iba demasiado emocionada, y lo vi, ahí, tan hermoso, tan mágico, tan antiguo. Él me llamaba, pero un chavo raro que se subió al bus me impidió acompañarlo, y el bus se fue alejando, dejándome botada en un lugar perdido del país…



Traté de volver a tomar el bus, pero no tenía ni idea de dónde hacerlo, así que decidí caminar y ver los colores del pueblo…



Y todos los hermosos paisajes que los rodeaban…









Pero lo desconocido siempre atemoriza a la mente…





E imaginé que no podría encontrar el transporte para regresar a mi casa, así que empecé a caminar en el borde de la autoruta…



Sin exagerar, les digo que crucé TODA una ciudad entera… (Claro, tomemos en cuenta el tamaño de Luxemburgo y sus ciudades…)



Y al llegar esperé el bus de regreso a Ettelbruck… Me decepcioné un poco al saber que no pude ir al Castillo de Vianden, pero luego pensé que no importaba… Que al menos conocí algo diferente a lo que los demás ven.
Regresé a la Gare de Luxembourg Ville, y aunque traté de ir a visitar la ciudad, no pude hacerlo… Aunque las cosas famosas y bellas pude verlas de unos momentos… Aunque no pude tomarles foto.