17 septiembre 2007

Mi partida real...

Al parecer mi reloj biológico ya está comenzando a funcionar... El día de hoy me despertó a las 5:15, unos minutos antes de lo que mi reloj físico lo hiciera. Mi mamá me pidió que me despertara temprano para ir a dejar a Vane al aeropuerto, ya que ella partía más temprano a Honduras.
Comimos el típico desayuno que dan en los hoteles y salimos a esperar el bus que nos llevaba gratuitamente hacia el aeropuerto. Por suerte escogimos a Miami como ciudad para hacer compras, sino habríamos estado completamente perdidas... Aquí la gente habla tanto inglés como español, así que la comunicación siempre es efectiva. No es que no sepa hablar nada de inglés, pero como verán, mi pronunciación no es la mejor que digamos... Así que habría fallado un poco.
El punto es que al llegar al aeropuerto, no teníamos ni idea de lo que teníamos que hacer. Entramos, y acostumbradas a la filas de Honduras, Vane y yo nos pusimos a hacerlas... A Sonia se le prendió el foco y fue a preguntarle a una señora que estaba por ahí qué teníamos que hacer... Al regresar, Sonia pintó un proceso demasiado fácil para ser creíble, así que con dudas, Vane y yo la seguimos e hicimos lo que nos indicó. El proceso era en realidad bastante fácil, pero comprenderán que estoy acostumbrada a complicar mi vida.
Al entrar Vanessa por la puerta D34, me sentí tan triste que me puse a llorar... ¡Qué complicado es esto de dejar a la gente que uno quiere! Ya en Honduras había pasado por esto y ahora tenía que volver a vivirlo una segunda vez... Fue ahí cuando me di cuenta que lo que dicen que para tener algo, se tiene que pagar con otra cosa, es verdad... Las separaciones no se han terminado del todo porque dentro de unas horas estará separándome de Sonia también. Ya en Strasbourg estaré completamente sola...
En fin, mi avión saldrá el día de hoy, a las 6:25 pm. Aún no sé si tendré Internet, pero al menos eso espero, para poder comunicarme con todos ustedes...

16 septiembre 2007

Quand revient l'été

El día de ayer fue el día en el que me tocó volver a dejar todo atrás... En mi mente me imaginé una despedida normal y con poco ajetreo, pero desgraciadamente nada fue así. Me dolieron muchas cosas: como el hecho de dejar a mi mamá, a mi abuelita, y ver a Nincy y a Linda durante unos minutos solamente. En fin...

Les mando un saludo a todos desde Miami, donde me quedaré durante unas horas más. jeje Besos!!!!!

Los dejo con esta canción...

13 septiembre 2007

Leaving for Strasbourg...



Para entender toda la historia, lo mejor es leer todo lo que escribí… SI prefiere leer el mensaje directo, váyase hasta lo que está escrito en negrita…

24 de abril de 1997…

Desperté con un sabor bastante amargo en la boca… En la escuela nos dieron el día libre para preparar nuestras maletas y pasar tiempo con nuestra familia. Recuerdo que lo primero que hice ese día fue llorar… Lloré y lloré hasta encender el televisor y ponerme a ver una película del siglo pasado. Mi mamá llegó en la tarde y trajo con ella un pequeño estuche el cual tenía planeado usar como cosmetiquera. No pude negarme un llanto más… Sabía que no vería a mi mamá durante tres semanas y eso me hacía sentir como el día en que ella se fue a México para seguir estudiando, dejándome aquí en Honduras sola… En resumen, pasé todo el día llorando… No pude dormir a pesar de que mi hermanita decidiera acompañarme.
El reloj sonó a las 3 de la mañana… Me bañé y recomencé con el llanto que había interrumpido por un sueño a medias. Me cambié, me comí la mitad de uno de los panqueques que la muchacha había hecho especialmente para mí… Tomé mis maletas, las metí en el carro. Me detuve unos segundos a ver cómo el sol salía… Vi a mis gallinitas durante unos segundos, y me subí al carro…
Al llegar al aeropuerto, me encontré con Loida, quien llevaba ahí unos minutos… Ella también se miraba triste, así que me puse a hablar con ella. Todo estaba tan triste, en realidad… Cuando todos mis compañeros hicieron su “Check in”, subimos por las escaleras y dijimos adiós a todo lo que dejábamos atrás… Yo le dije adiós a mi niñez, sobre todo… Al subir las gradas, todo cambió… Ya no me sentía triste, estaba completamente feliz…


17 de mayo de 1997
Los profesores nos obligaron a sentarnos en los asientos que los de la aerolínea nos habían asignado. Priscila y Jean-Albert se sentaron a mi lado… Estábamos contentos, pero yo sentía algo en mí… Como un mal presentimiento. Después de media hora de viaje, se nos avisó que estábamos aterrizando en el aeropuerto de Tegucigalpa… Emocionada al saber que volvería a ver a mis papás, me acerqué a la ventana y contemplé el suelo que pronto tendría que pisar. En eso, mi cuerpo empezó a sentirse cansado y sin ganas... Quise intercambiar mis pies por alas, pero no pude… Tenía que aterrizar y regresar a ese lugar… Mi hogar había dejado de ser Honduras… Francia, al ser el país que representaba “lo nuevo y lejano”, se había convertido en ese hogar soñado.
Al salir de la aduana, empujé a todos los familiares que estaban alrededor y que con sonrisas hipócritas trataban de acercarse a mi primo y a mí. Todos parecían pertenecer a una película muda ya que ni sus voces alcancé a escuchar. Me llevaron de un lugar a otro, y al final me trajeron a mi casa… Tomé una ducha, mientras “un dolor” apuñalaba mi corazón. Llamé a Nora a su casa e hice como si estaba bastante feliz de haber vuelto a casa, pero no supe esconder tan bien mi “amargura” al pedirle que por favor no colgara el teléfono. Pasé todo el día dando vueltas alrededor de mi casa, viendo el sol pasar por la ventana. Mi mamá dijo que iríamos a Burger King para celebrar mi regreso… ¿Cuál regreso? Yo todavía me sentía allá… Pero como yo quería bastante a mi mamá y a mi hermanita, decidí ir con ellas tratando de hacer una buena interpretación de “la niña feliz”. Después de Burger King, caí rendida en la cama y volví a abrir los ojos a las 4:00 am… Me di cuenta que era víctima del famoso “Jet lag”, así que me puse a ver televisión… Los Pequeños Picapiedras… Uno de mis dibujos animados preferidos… Pero ese día no lo era. Mi hermana escuchó el ruido de la tele, y se acostó en el mueble de al lado para acompañarme… Al llegar la mañana empecé a llorar… Lloré como el día en que me fui, seguí llorando cuando mi mamá se despertó… Y no dejé de hacerlo aunque ésta me prometiera que algún día regresaría… Ya tenía yo ese presentimiento de que no volvería hasta después de mucho tiempo…

Marzo de 1999
Sueños nocturnos de viajes transatlánticos, enamoramientos imposibles, terribles auto restricciones de comida, mi reencuentro con Dios fueron cosas que constituyeron mi vida durante esos dos años.
Un día llegué a la iglesia esperando a que al fin alguien pudiera darse cuenta de que existía. Nadie parecía estar consciente de mi existencia… Pero digamos que ya estaba acostumbrada a ello. En la escuela siempre fui una “doña nadie”, así que eso de que no me hablaran para nada no era algo que me doliera tanto, es más, en ese lugar me sentía bastante feliz por el hecho de que por lo menos esas personas aparentaban querer ser mis amigas. Mientras miraba una como “agenda electrónica” de una chava, llegó un señor a preguntar si ahí era el grupo de crecimiento de jóvenes. Sonriente, contesté: “Sí aquí es”. Nadie pareció percatarse de la existencia de ese señor, sólo yo… Llegué a pensar que era un simple fantasma, así que lo ignoré. Seguí viendo a mi alrededor hasta que el señor regresó, pero esta vez venía acompañado de una niña con semblante serio… Supe que sería mi amiga. Estaba segura de ello… El señor preguntó, pero esta vez no me hizo la pregunta a mí, sino que a los demás ahí presentes (¿Será que desde ese día sabía que sería una mala influencia para su hija? Jajajaja) si ése era el grupo de crecimiento de jóvenes, porque estaba buscando ese grupo para que su hija pudiera asistir a él. Todos le dieron la misma respuesta que yo… Miré cómo aquella niña se escondía tras su cabello, tratando de escaparse de ese lugar que no le infundía confianza quizás… Le sonreí y le respondí al papá que la niña podría quedarse con nosotros… El papá le preguntó si quería estar ahí y ella respondió que no, que prefería irse. Así que los dos se fueron y yo me sentí igual que al principio… Dos minutos después, la niña y su papá regresaron. La niña se sentó a mi lado y comenzó a platicar conmigo… Le pregunté su nombre… Era un nombre común, pero diferente al mismo tiempo... Lo era por una tan sola letra. Nunca lo entendí, así que le pedí que lo escribiera ella en mi directorio de Dragon Ball. Le ofrecí un chicle dietético y entramos a la reunión de jóvenes… Seguí escribiendo su nombre en todo aquello que formaba parte de mi vida: en mis cuadernos, en mis borradores, en mis oraciones y sobre todo en mi corazón (aunque suene cursi es verdad)… Los Rafaeles me molestaron siempre con la obsesión que tenía por esa niña. No voy a negarlo… A pesar de que se enojara porque la llamaba cuando encontraba por casualidad al chavo que le gustaba, y ella saliera corriendo como loca y después me reclamara por ello… Aunque me dijera que yo la ahogaba y todo eso… Pude decir que ella era “mi amiga”, “mi mejor amiga”… La amiga que siempre busqué… Al fin había encontrado un lugar en el cual descansar y depositar toda mi confianza… Ese lugar era ella.



Un mes frío de 1999
Mi mamá me avisó que había una posibilidad de dejar Honduras… Llevaba dos años llorando por reencontrarme, y mi mamá me presentaba aquella oportunidad… Quería irme… ¿Pero era realmente ése el lugar al que tenía que ir para reencontrar la inocencia perdida? No estaba segura de ello…La verdad no quería irme. Sinceramente, me moría por quedarme en Honduras… No porque sintiera que era mi hogar, sino porque estaba curando ciertas heridas que el 97 y el 98 habían dejado en mí. La amistad con Nincy era realmente algo importante para mí. No podía irme… No estaba lista aún. Esperaba con ansias “el regreso hacia mí misma”, los sueños de viajes largos no habían desaparecido, pero tenía que conocer “el mundo en el que me encontraba” para desear conseguir aquello que había perdido después de mi regreso de Francia.
Un sábado, me senté junto a Nincy en el parqueo de tierra de la iglesia para hablarle de lo que mi mamá había planeado. Le dije que me iría y que jamás regresaría… No recuerdo qué dijo ella, pero sí recuerdo haber pensado que no quería irme, que deseaba quedarme más tiempo. No sólo por Nincy, sino por todo lo que me tocaba aprender de Honduras… Pero bueno… Al final, mi mamá, al ver que no estaba dispuesta a irme a Suiza con ella, decidió que nos quedaríamos más tiempo.

2 de marzo del 2002 – 10 de diciembre del 2002
El chavo que mi hermanita menor había agregado como amigo en Caramail y cuya dirección me pasó para que le hablara, se conectó ese día. Vivía en México, el país de mi pequeña infancia, mas era francés de nacimiento. La combinación perfecta… Empezó con un simple Chat, y terminó siendo el catalizador que causaría el renacimiento de los deseos y latidos de corazón… Bruno Franco, el joven que me hizo sentir en “los hogares” de nuevo… El sentimiento fue una ilusión, tanto como lo fue él. Una computadora sólo puede darte la idealización que buscás…
Mis más grandes aspiraciones renacieron… La lucha se hizo una necesidad aún después del día en que nos abandonamos. Así se fueron curando varias heridas: con heridas diferentes y más dolorosas… Y el inicio del regreso al “hogar” comenzó a hacerse.

13 de mayo del 2005
Después de haber pasado una noche genial con Nincy y Linda en el concierto de Louise Attaque, fui a visitar al director de la Alianza Francesa, quien le dijo a Claudia, la amiga de Gaby, que ese día podría atenderme para una entrevista de trabajo. Puse en práctica todos los consejos que me dieron en la universidad a lo largo de mi carrera: me vestí decente, decoré mi Currículum, puse dentro de mí el “cassette de seguridad” para no caer en mi estado “J’ai peur”… Llevaba 5 meses soñando con trabajar como profesora de francés. Eso seguramente me haría acercarme más a Francia… Entré a la oficina que olía a puro y me enfrenté a ese señor que parecía ser la combinación perfecta de San Nicolás y a uno de mis profesores de escuela. Respondí las preguntas que me hizo, sonreí todo lo posible y al final sólo obtuve esta frase: “Ahí la vamos a llamar después”. Desesperada, lloré durante horas en frente de mi papá, creyendo que nunca me contratarían. Nunca podría estar cerca de Francia de nuevo. Me conecté al Internet para ser consolada por Flavio y después seguí viviendo…
El 19 de mayo la amenaza de un terrible huracán atemorizó a ciertos profesores de la Alianza, lo que indujo al director a que le pidiera a Claudia que me llamaran para reemplazar a uno de ellos. Claudia hizo lo que se le pidió, y me dijo que llegara para que uno de los profesores me enseñara qué tenía que hacer…
Debajo de una terrible tormenta conduje hasta la Alianza Francesa donde me dieron un libro con las explicaciones de aquello que era necesario que enseñara. Y así empezó mi trabajo soñado, y terminó desgraciadamente hace unos días…


1 de septiembre del 2005
El examen de Comunicación Gráfica me retuvo durante unos minutos más en el aula. La noche había dibujado en mis ojos el sueño y mi ropa parecía haber sido sacada de un basurero. Unos días antes, había quedado con la mejor amiga del novio de Nincy de conocernos para hablar y todo eso. Realmente ese día no quise conocerla… No me encontraba del mejor humor. ¿Cómo podría conocer a esa chava ese día? Seguramente terminaría criticándome por cómo me visto o por mi forma de ser… Nunca he sido buena para conocer a la gente que idealizo en mi mente. Pero por suerte, no podría conocerla ese día… Avilio tenía que ir donde el dentista y había prometido no llegar. Corrí desde el aula 104 del edificio 1 hasta la 203 del edificio 3 creyendo que Nincy seguiría afuera. Al llegar vi que todos estaban en el aula, escribiendo atentamente lo que la profesora les decía. Tomé la silla que estaba al lado, y me senté para contemplar el momento. Mi mente me hizo entender que Nincy no saldría en ese momento, así que me levanté… Algo raro apareció después: alguien parecido a Avilio caminaba hacia el lugar en el que me encontraba. Alguien parecido a la amiga de Avilio iba detrás del muchacho. Salí corriendo hacia la Biblioteca… No quería que me vieran en ese estado de debilidad. Mis huidas siempre dieron resultado… Nada me detendría. En eso, el tipo parecido a Avilio se transformó en Avilio… No consciente de que era él, sólo dije hola y seguí corriendo. “¿Adónde vas?” Me preguntó. “A la biblioteca… jajajaja” “Esperate, vamos a ir con vos… ¡Ah! Por cierto… Te presento a Sonia.” La tipa se puso bastante enojada y en vez de decir: “Mucho gusto”, dijo: “Voy al baño”. Me quedé hablando con Avilio un rato, para que después la tan famosa Sonia llegara a hablar con nosotros.
Bueno, no hablamos para nada, así que el propósito de Avilio de que charláramos no tuvo éxito.
Dos días después, la chava llegó con Avilio a mi casa y fuimos a dar una vuelta alrededor de mi colonia… Hablamos de todo y de nada. Pronto empezamos a salir todos los días para convertirnos en “las hermanas” a las cuales todos dicen encontrarles un gran parecido… Ella sería la perfecta acompañante de viaje.


Diciembre del 2005
Tener una amiga nueva en tu vida destruye todo lo que pueda haber pertenecido al pasado… Al colgar el teléfono y vivir una gran furia, tomé la decisión de destruirle la vida a las amigas que tanto había querido para que éstas decidieran no volver a acercarse a mí. Mi mamá se peleó con la mamá de ellas… Y yo cerré de un golpe la puerta. Volví a encontrarlas en el funeral de Juan Carlos… El hermano de ellas me señaló mientras movía sus labios. Una de las hermanas me miró con la mirada que hacía cuando quería decir “ésta/éste no vale la pena”. La otra hermana sólo me miró como el día en que llegó a la iglesia, escondiéndose tras su cabello. Pasé al lado de ellas y levanté mi cabeza, comunicándoles un “Ustedes no me importan”… No volví a verlas hasta un día de enero…



Febrero del 2006 – septiembre del 2006
Después de muchas semanas sin vernos, volví a reencontrar a Nincy en la universidad… Esas semanas nos habían cambiado demasiado. No éramos las mismas… Pero seguimos hablando como si nos hubiéramos dejado de hablar unos minutos atrás. Al despedirnos, traté de besar su mejilla, pero ella me abrazó… Quise soltarme, pero su abrazo era más fuerte que mi voluntad, así que me quedé un rato con ella y le pedí que se cuidara.
Supe que aún no le había dicho adiós a ella… Que a su hermana sí, pero que a ella no. Lo que me empujó a querer ser amiga de ella en marzo de 1999, me empujaba ese día a querer volver a estar con ella. El problema incrementó cuando la lista de presencias de la clase de Apreciación Literaria nos juntó… Tenía que encontrarla y verla todos los días, pero también sabía que no podría JAMÁS acercármele para planear reuniones, chismear o burlarnos de aquellos que pensaban que éramos raras. Me planté todos los días al pupitre de enfrente y ella se plantó a los pupitres de atrás… La horrible distancia me obligó a volver a estar consciente de la pérdida de mi infancia. Cada día me transformaba en algo más raro y seco… Los llantos diarios eran algo obligatorio en mi vida y la obsesión con las Dorixinas Relax nació. Las Dorixinas eran como aquello que llamaba a la amiga perdida… Cada vez que las tomaba, ella aparecía y me hablaba. Medio consciente, guardaba las conversaciones de Messenger en mi computadora, para estar segura de que no estaba viviendo uno de los efectos secundarios de las dos, de las tres, de las cuatro dorixinas que me metía cada vez que me sentía mal. Luego, caía en un sueño profundo que terminaba hasta el día siguiente…
Un día, Nincy regresó, o yo regresé… O las dos regresamos. El punto es que volvimos a hablar como lo hacíamos antes, pero de una manera bastante diferente. Tratamos de imaginar que éramos las de antes… Pero no lo éramos… Y eso hizo que nos separáramos aún más de lo que estábamos. Yo la miraba en la U y lloraba cada vez que lo hacía… Un día me desperté y escuché una canción que hablaba de adioses y de la gente que se va… En ese momento, supe que Nincy y yo nos habíamos vuelto a acercar para decirnos “adiós”.
Un día ella me llamó y fue ese día en que le dije que tenía que decirle adiós, pero que siempre estaría ahí cuando quisiera abrir “la caja de recuerdos”. Nos despedimos y la cura que le pedí a mi mamá en 1999 se había hecho completamente. Estaba lista para irme… Y aunque quedaran las migajas de un hermoso dolor, estaba lista para partir.

4 de diciembre del 2006
En octubre recibí un mensaje de la embajada de Francia, invitándome para aplicar al programa de asistentes de español en Francia. Decidí aplicar un 17 de octubre y un día de noviembre se me avisó que tendría que ir a una entrevista el 4 de diciembre… Dejé el horrible trabajo de práctica profesional para reunirme con Noël y su esposa. Ya había tenido varias experiencias de “pláticas profesionales” con Noël, desde mayo del 2005… Estaba nerviosísima al presentarme, pero un “yo” desconocido empezó a hablar de una manera segura y clara… El hecho de ser una profesora de la Alianza Francesa, me dio bastantes puntos, que fuera del Liceo Franco-Hondureño, acrecentó aún más las probabilidades... Pero toda esperanza se destruyó cuando dije una palabra que puso dudosos a los esposos. Todo pareció derrumbarse frente a mis ojos… Salí como una persona fuerte de esa entrevista, pero al entrar al carro terminé llorando. De nuevo ese sentimiento de que no podría volver a encontrar mi hogar… De nuevo ese dolor maldito de 1997. Estaba lista… Estaba lista para irme y todo se había derrumbado…

7 de diciembre del 2006
Decidí hacer una pausa en la única ocupación que me habían dado en la Agencia (nunca creí que mirar el monitor de una computadora pudiera llegar a cansar tanto…), abrí mi e-mail y no vi nada… volví a abrirlo, y ahí se encontraba: el correo de Clotilde. Estaba lista para un “Lo sentimos pero no fue aceptada en nuestro programa”, pero en vez de eso recibí la noticia de que había sido seleccionada de entre 20 participantes y que había quedado en 3er lugar (después de Ana y Deisy, ex compañeras del LFH y profesoras en la Alianza también). Me puse tan feliz que casi lloro, pero no lo hice… Sólo sonreí, sonreí y sonreí.

23 de mayo del 2007
Clotilde me avisó que el Ministerio de Educación de Francia me había adjudicado la hermosa región de Alsacia…

29 de junio del 2007
El regalo más grande que pude recibir: Mi Arrêté de Nomination. Ahí se me indicaba específicamente dónde iba a trabajar… Molsheim, una ciudad que se encuentra a unos 25 kms de Strasbourg. Imagínense… Strasbourg fue una de las ciudades que conocí en mi viaje de infancia. Las respuestas a muchas preguntas podrán ser encontradas….





En fin, amigos, amigas… El día de mañana estaré partiendo a la búsqueda de lo que perdí y de lo nuevo que pueda encontrar. A diferencia de lo que muchos de ustedes piensan, no he buscado irme a Francia porque crea que es un lugar perfecto, sino para poder reencontrarme. Quiero empezar de nuevo… Dejar mi vida “hondureña” en la parte del cerebro que corresponde, pidiendo por que ésta no me siga en la nueva vida que llevaré allá (ojo: NO DIGO QUE MI VIDA EN FRANCIA SERÁ PERFECTA!).

Necesito tatuar algo nuevo sobre las cicatrices…

No sé cuándo vaya a regresar…

Adiós, Hasta luego…

11 septiembre 2007

Me siento como Britney en los VMAs...



Siento que he fracasado en mi vida que soy una perdedora... Después de tanto intento, termino en lo que soy ahora. Deberían de darme un balazo!

Triste..

Me siento tan triste y decepcionada... Creí que el mundo estaba hecho de papeles rosas y ahora me encuentro con que nada es real en este mundo. Aquello que creía más lejos de mí es lo que más cerca se encuentra, en realidad...
Estaré sola, viendo el agua pasar.

Gracias Sonia! :'(

10 septiembre 2007

Lauraaa

Me alegró tanto volverte a ver hoy... Creí que nunca más volveríamos a vernos. El destino nos hará reencontrarnos pronto... Realmente lo hará.
Fermincito está muy lindo y ojalá me hable la própxima vez! Bueno, al menos me sonrió!!! jejeje



LOS QUIERO BASTANTOTOTOTOTE!

Running...

Hoy, el primer mensaje que recibí de tu parte fue uno en el que me decías lo enojado que estabas conmigo. No pude nisiquiera preguntarte por qué... No me encontraba en casa. Si hubiera estado presente, creeme que habría tratado de arreglar este problema, pero vos sabés que estos últimos días se me hace imposible estar AQUÍ...

Desconozco la razón por la que te encontrás enojado... Puede que sea porque no pude hablar con vos aquel día... Creeme que no lo hice a propósito. Vos sabés que me encontraba haciendo algo que generalmente me toma 3 horas. Verás que yo no soy tan rápida y hábil como vos. Vos sos lo máximo, amigo...

Nos hemos alejado bstante... Creo que nos hemos convertido en completos desconocidos. Sé que ya no soy "la mejor amiga" ni nada, pero me sentiría bien sabiendo que me tenés un poco de aprecio, al menos. :(

El futuro nos tiene corriendo a los dos... Corriendo hacia nustras metas y a veces olvidamos que nos tenemos al lado. Yo quiero seguir corriendo a tu lado, toda mi vida. No quiero dejar de quererte nunca, deseo tenerte conmigo HASTA EL FINAL!
Te amo! Lo haré toda mi vida!



RUN, RUNNING ALL THE TIME
RUNNING TO THE FUTURE
WITH YOU RIGHT BY MY SIDE

ME, I´M THE ONE YOU CHOSE
OUT OF ALL THE PEOPLE
YOU WANTED ME THE MOST

AND I´M SO SORRY THAT I´VE FALLEN
HELP ME UP, LET´S KEEP ON RUNNING
DON´T LET ME FALL OUT OF LOVE

RUNNING, RUNNING AS FAST AS WE CAN
DO YOU THINK WE´LL MAKE IT?
DO YOU THINK WE´LL MAKE IT?
WE´RE RUNNING, KEEP HOLDING MY HAND
SO WE DON´T GET SEPARATED

BE, BE THE ONE I NEED
BE THE ONE I TRUST MOST
DON´T STOP INSPIRING ME

SOMETIMES IT´S HARD TO KEEP ON RUNNING
WE WORK SO MUCH TO KEEP IT GOING
DON´T MAKE ME WANT TO GIVE UP

RUNNING, RUNNING AS FAST AS WE CAN
I REALLY HOPE WE MAKE IT
DO YOU THINK WE´LL MAKE IT?
WE´RE RUNNING, KEEP HOLDING MY HAND
SO WE DON´T GET SEPARATED

RUNNING AS FAST AS WE CAN
I REALLY HOPE WE MAKE IT
DO YOU THINK WE´LL MAKE IT?
WE´RE RUNNING, KEEP HOLDING MY HAND
SO WE DON´T GET SEPARATED

THE FUTURE

RUNNING, RUNNING AS FAST AS WE CAN
DO YOU THINK WE´LL MAKE IT?
DO YOU THINK WE´LL MAKE IT?
WE´RE RUNNING, KEEP HOLDING MY HAND
SO WE DON´T GET SEPARATED

RUNNING AS FAST AS WE CAN
I REALLY HOPE WE MAKE IT
DO YOU THINK WE´LL MAKE IT?
WE´RE RUNNING, RUNNING, KEEP HOLDING MY HAND
SO WE DON´T GET SEPARATED

Te voy a extrañar mucho...

09 septiembre 2007

Un week-end hors du commun

Almuerzo en Friday's... Aprender billar gracias a los maestros Sonia y Moisés y dar vueltas alrededor del Mall en compañía de Nora y Sonia.

Me habría gustado tener una cámara.

07 septiembre 2007

¿La estrella en mí?



Quise probar esta cosa que todo el mundo está utilizando para ver a quién me parecía... ajjajaja Émanuelle Béart? jajajja

06 septiembre 2007

Juez...

Toda mi vida he admirado a la gente que me hace reír... Me gusta que me hagan reír porque muy rara vez lo hago con ganas y muy sinceramente. Siempre creí que la gente que te hacía reír tenía la intención de alegrarle la vida a uno, que siempre está atormentado porque quiere.

Tuve dos conocidos que jugaban siempre a ser los payasos en frente de nosotros... Yo siempre me reía de las cosas que ellos decían, sobre todo cuando teníamos las formaciones que nos retenían en la Alianza durante 5 horas. Siempre me parecían horas muy lindas, porque a pesar de tener doble trabajo, podía divertirme un poco con los chistes que ellos decían.

MIs papás siempre me amonestaron en mi infancia por creer que las personas son o "buenas" o "malas"... Cuando era pequeña tenía la costumbre de decir "esa persona es mala" o "esa persona es buena". Creía que el mundo se regía por eso... Poco a poco fui dándome cuenta que las personas eran personas y ya.

Con estos conocidos cometí el error que cometía cuando era pequeña... O quizás sólo me limitaba a ver las cosas buenas de ellos. De repente, sale la noticia de que uno de ellos le hace cosas terribles a los demás y me asusto... Me asusto porque nunca imaginé que él podría hacer eso.
El problema del primer conocido hace que se saquen los trapitos al sol del otro, quien hizo cosas aún peores que el primero. Mi mente crea frases como: "Imaginar que estuve al lado de él..." y los juicios horribles nacen en cada pensamiento. De repente regresan a la mente aquellas risas que ofrecieron y los pensamientos de juicio se debilitan... En esos momentos, me doy cuenta que los humanos sólo buscamos aquello que nos conviene y cuando ya lo tenemos, botamos lo que queda... Es por eso que creamos esas divisiones -de bueno y malo- tan marcadas: para decir que tenemos derecho de botar aquello a lo cual ya le quitamos todo lo que necesitábamos.

Bueno, la verdad, así es la vida...

03 septiembre 2007

La resurección del Pop comercial para niñas

Hace unos años, el pop murió... Al menos para mí sí. Sentí que desapareció cuando, el año pasado la profesora de teatro le dijo a mis alumnas que cantaran algo de Britney Spears.... Las niñas se quedaron viendo y le respondieron: "No sabemos quién es Britney Spears". Los niños de ahora forran sus paredes y oídos con los cantantes de Reggaeton y High School Musical...
Nunca me sentí tan vieja como ese día. Muchas personas insisten en que los niños de ahora son tontos y que escuchan muchas cosas vacías y sin sentido. Yo no estoy de acuerdo con ello... Toda canción tiene algo de interesante aunque la letra o la música no sean MARAVILLOSAS. Por otra parte, nosotros también pasamos por esa etapa en la que sólo nos fijábamos en los "beats" de una canción y ya... No se hagan, que sé muy bien quenadie podía separarlos de la radio cuando escuchaban a las Spice Girls o a los Backstreet Boys... Y no digan que les aburría bailar "La Calle de las Sirenas"...

Bueno, lo anterior fue una larga introducción para hablar de lo que llamo "la Resureccióndel pop comercial para niñas"... Las "niñas" de las que hablo ahora tienen mínimo 20 años. Muchas de estas "niñas" recordarán a Britney Spears, la cantante que causó sensación con su video colegial.



Es cómico ver cómo esas niñas le ponen cruces a la pobre cantante... Yo odiaba a Britney en aquella época, me parecía cursi y tonta... Pero bueno, llegué a abrirme y escuchar lo que ella hacía. Yo conocí a Britney por mis amigos hombres (por Rafael, Elías y sobre todo por el amor de mi vida: Flavio) pero a mi mejor amiga de aquella época también le gustaba... Britney era todo un ídolo. Todos decían que tenía el cuerpo perfecto y que aunque su voz no fuera tan buena, su música era genial... Con el beso que le dio a Madonna, pues todos la idolatraron aún más. Su murte empezó con su embarazo...
Luego fue perdiendo "puntos" y desapareció del mapa por un tiempo debido a todas las estupideces que hacía... Después nos regresa una Britney VACA con la promesa de un video en el que se mirará DEMASIADO natural... Pero no hay que negar que la canción es pegajosa y que llega a gustar bastante.


foto tomada del Blog de Tomwin



Siempre he pensado que Britney tiene un cuerpo horripilante, aunque ahorita siento que se pasó de la raya. Pero bueno, la gente considera que se mira bien... Para gustos colores. En todo caso, confieso que me encanta el nuevo sencillo. Espero que no esté así de fea para la promoción de su álbum y que las fotos del video no sean realmente del video.

La mayoría de la gente ha de pensar que escuché Alizée por Mylène... Todos sabemos que Mylène y Boutonnat (el que hace la música de las canciones de Mylène) le hicieron dos álbums a Alizée. Pero no, al contrario. A Mylène la escuché porque me gustaron bastante las canciones de Alizée (aunque a Mylène la conocí mucho tiempo antes de escuchar a Alizée, no escuché su música hasta después de escuchar la de su discípula).
Alizée no fue tan famosa como Britney, pero no es como que inexistente en el mundo... En Francia todos la conocen, y en Latinoamérica su "Moi...Lolita" pegó de una u otra manera. Alizée, al igual que Britney quedó embarazada y se alejó de su carrera de cantante. Se separó de Mylène Farmer y sacó su nueva canción que habla de la vida de una modelo que conoció a Andy Warhol? :S



La gente dice que Alizée parece que canta la música de entrada de los Animes... Con esta canción pues parece que tomó muy en serio su "papel". Los juegos de palabras de Mylène desaparecieron... Pero aún así, la canción no está PÉSIMA, puede escucharse... Aunque no niego que me hace falta la música de antes.

Bueno, al menos puedo consolarme con la música de antaño... Los dejo aquí con la canción que hizo que me encantara Alizée: Gourmandises.

02 septiembre 2007

Unitec

Hace poco fui a Unitec...


Me acerqué a lo único que realmente quise de ese lugar...


Tomé lo que era mío...


Y lo consumí hasta el final...



El "árbol de frutos raros", así lo llamo... Siempre tan molesto e inoportuno al lanzarme pelotitas moradas mientras esperaba el bus universitario. El pequeño árbol que nutría a mil pajaritos que escuchaban mis pláticas con aquellas personas que formaron parte de mi vida. El arbolito frente al cual me despedí de lo que quise, antes de que esto subiera al bus.

Había olvidado completamente ese hermoso árbol... Ese día lo reencontré y le di un beso de despedida antes de desaparecer.
Era mi deber decirle adiós... Adiós a Unitec, adiós a mi vida pasada.

01 septiembre 2007

La maldición de la flor doranda

Por lo general, no soy fanática de las películas de acción y mucho menos de las orientales...



Mas ayer, mi mamá me invitó a ver esta película y quedé enamorada de ella. ¡Me fascinó! Me encantó la manera en que "Madre" manipulaba la situación para salir beneficiada... La historia fue genial, a mi parecer. Pero lo mejor de esta película será sin lugar a duda el vestuario y el maquillaje... Los vestidos de "Madre" eran fuera de este mundo. La fotografía no fue fantástica, pero fue muy buena aún así.
La verdad es que hace mucho que no digo que la película fue mucho más buena que el trailer...:D