14 octubre 2006

Nous ne sommes liés qu'à nous mêmes...

Hace unos días, alguien me comentó sobre cómo los lazos que tenía con los demás no parecían lo suficientemente fuertes como para unirla a estos. La respuesta que le di fue la siguiente: "Los demás nunca nos valorarán como merecemos... A vos deberían valerte... Nosotros no importamos."

Ahora estoy viviendo en carne propia lo que ella vivió... Y...

Conocí a Bruno en marzo del 2002... Era una niña tonta, cristiana y que pasaba metida en sus sueños de escape durante todo el día, todos los días de la semana.
Podría considerar a Bruno como el primer amor de mi vida, aunque muchas personas insistan en que los amores por Internet no son verdaderamente amor... ¿Qué pueden saber los que me dicen eso? Seguramente no amaron a alguien ausente.
Bruno me dio su mano, me apoyó durante 6 meses... Más de lo que mis compañeros de escuela podrían haber hecho durante todos los años que estuvimos juntos, porque sí damas y caballeros... mis compañeros consideraban que yo era tonta, ellos mismos me lo dijeron. Ellos tenían la impresión de que era estúpida porque no me ponía a hablar como ellos o porque no iba a fiestas...
Yo misma llegué a creer que era tonta... Pero Bruno apareció a tiempo... Cuando terminé mis estudios secundarios. Llegó a mi vida un día de invierno en primavera... Me dijo que le gustaban mis poemas y que disfrutaba mucho imaginarse mi mundo. Me juró que no era tonta y que yo podía seguir adelante...
Entré a la universidad al conocerlo... ¡Qué fácil es librarse de la imagen de estúpida al entrar en un nuevo ambiente! Gracias a los sueños que Bruno provocó en mí y a la promesa que mi papá me hizo de enviarme a Francia si pasaba todas las clases, llegué a ser la mascota de los Bancos que premian a los alumnos de "Excelencia Académica"...
Bruno me dejó en diciembre... me abandonó completamente. Primera decepción... Primer dolor...
Y desde entonces corté todo lazo de confianza, todo cariño, toda fragilidad que podría haber en mí. Me obsesioné con seguir siendo Excelencia Académica, soñando con al menos irme de este país que tanto odio.
Y es que tal como le dije a esa persona: NADIE QUIERE A NADIE!!! A NADIE LE IMPORTA NADIE!
Tenemos que vivir por nosotros mismos... Los amigos no existen cuando más los necesitás. Ellos desaparecen cuando necesitás contarles tu vida. La familia siempre creerá que está unida por una unión de sangre... Basura. NADA VALE LA PENA!

Sueño con irme de aquí... Sueño con dejarlo todo... Ayer soñé que iba de viaje con las que eran mis mejores amigas en 1997. Fue tan real, que en el sueño me dije: Pido porque todo esto no sea un sueño...
¿Pero qué esperan de un viernes 13?

No hay comentarios: