21 octubre 2006

Avant que l'ombre...


Antes que la sombra... ¿Qué sombra? Pues la que nos amenaza cada segundo diciéndonos: "No olvides que yo gané". Esta canción de Mylène demuestra muy bien cómo es la vida... y la muerte. Creemos que tenemos una larga vida, y es tan corta... Los sueños creemos que son para siempre, pero muchas veces se quedan en el pasado, junto a nuestra juventud... Como vivimos para lograr algo grandioso a nivel macro, nos quedamos sin memoria tanto a nivel micro como a nivel macro... Nos quedamos sin nosotros mismos...

Siempre he soñado con irme a Francia, un tiempo... Desde 1997. Siempre me había importado poco la vida en Honduras, tanto las personas como los momentos. Esto pasó hasta el año pasado... No sé qué me hizo darme cuenta que cada momento que vivía se estaba convirtiendo en recuerdo. Como la lucha que estoy haciendo en este momento para no decaer y desmoronarme como antes, como el apoyo que me brindan mis queridos amigos (Flavster y Sonix), como los pequeños viajes que realizamos a ciudades extrañas...
En fin... Al menos eso podré llevar allá, no me quedaré sin nada... Al menos estaré acompañada de dolor y amor...Al menos sabré dirigir, con los pocos buenos recuerdos que tengo, mi memoria...

Flavio me llamó ayer en la mañana, fue lo mejor... Me hacía tanta falta... Me dí cuenta que lo quiero demasiado, y que NADA en este mundo me va a separar de él.
Sonia estuvo conmigo durante todo el día, me acompañó a comprar audífonos para entretenerme con música en mi trabajo. Sé que me hará mucha falta cuando nos separemos... Pero sé que nos querremos tanto como ahora.
Ayer, me tomaron por primera vez en cuenta en el trabajo, me pusieron a hacer un calendario. Probablemente así podré terminar mi carrera...
Y no olvidemos a mis niños preciosos del viernes que siempre me alegran la vida con su jovialidad e ingenio. Me sentí tan bien cuando la mamá de una de mis alumnas me dijo que su hija se divertía mucho en clases, y que siempre le preguntaba cuándo iban a ir a clases del viernes... que prefería ir el viernes a clases que a la escuela.

Eso lo guardaré... Eso lo tendré aquí, conmigo... Detrás de mi ventana, para recibir la luza, antes que la sombra me devore.

No hay comentarios: