21 septiembre 2006

Gritar por la vida...

¡El día de hoy fue espantoso! Hace mucho que no vivía el estrés de estar en un examen y no saber ninguna respuesta... Creo que desde que terminé el colegio. En fin, el punto es que hoy tuve mi examen de Investigación de Mercados I. Yo me sentía preparada ya que había estudiado bien todos los capítulos, y pues el único al que no le presté mucha atención fue el que no vimos en clases. Desgraciadamente, el más importante en el examen fue aquel al que no le presté atención. Y súmenle a eso que la calculadora que había llevado no tenía mucha utilidad...
Sin decirles más, me puse a llorar como loca en el examen... tan estresada estaba que hasta el aire me faltaba. La licenciada se dio cuenta y fue a tranquilizarme. Terminé con un hoyo en el corazón, y por suerte Sonia había ido conmigo a la U ese día... ¡No saben el peso que me quité de encima al tirarme encima de ella y llorarle en el hombro! No sabía qué hacer ni qué decir, sólo podía llorar y recibir el consuelo de ella... De pronto vi a Milthon y a Karla, quienes por suerte iban subiendo las gradas en ese momento. Milthon me abrazó, y me sentí tan apoyada que pronto dejé una parte de mi tristeza de lado.
Cuando iba en el carro, recibí un mensaje de parte de Marine (quien desgraciadamente ya se fue a Francia) en el que me decía que se sentía con suerte por haber tenido amigas como Sonix y yo. Poco a poco estas cosas fueron borrando mi tristeza...
Y yo sólo pude acordarme de este video y de esta canción:



Siempre serán esos pequeños comentarios, esos pequeños detalles que nos alegrarán la vida. Todo lo que necesitamos está correcto, aún cuando las sombras nos devoran, esos detallitos están ahí para que veamos lo bueno... lo bueno que esas personas que nos quieren nos dan.

2 comentarios:

marcela dijo...

Siento que hayas tenido un día tan feo. Mi semana ha estado algo así también.

School sucks.

Un abrazo

BLAH. dijo...

Siempre quedan esos "detallitos"?

TEmo que no.