31 agosto 2006

Cuando los sueños se vuelven realidad...

Desde hace unos cuantos meses he estado teniendo sueños que podrían llamarse fuera de lo normal... O quizás son deseos que son tan fuertes que al final se hacen realidad porque son tan grandes que no se pueden detener. En fin, todo esto me emociona mucho, porque significan nuevas experiencias... Y quizás sigan siendo sueños, porque hay posibilidades de que no puedan ser realizados, pero no importa... Ya los sueños empiezan a combinarse con la realidad, y todo empieza a pintarse de nuevos colores.
Empecemos con el primero... Pues hace unos dos meses atrás una amiga mía me estuvo contando que la Alianza la iba a mandar a Francia con todo pagado, etc. Yo la escuchaba y pues me maravillaba con lo que me decía. O sea, era Francia amigos... :D Pues poco a poco fui imaginando su viaje y no saben cuánto me alegraba por su suerte. Un día, por las casualidades de la vida, soñé que a mí también me llamaban... Pero no me invitaban a ir a Francia, sino que a un país asiático (No recuerdo bien si era Corea u otro país). Yo, la verdad, no entendía... ¿Cómo era posible aquello? ¿Qué tenía que ver ese país con Francia? Bueno, no recibí respuesta, hasta el día de ayer...
Iba en el carro, camino a la Alianza, cuando recibí la llamada de Émilie... Me ofrecía todo lo que una joven como yo puede soñar: Hotel gratis, avión gratis y $200 diarios por traducir en una conferencia del inglés al francés, en Tailandia... ¡Estaba soñada! ¡No podía creerlo! Desgraciadamente todo sueño terminó cuando me dijeron que tenía que hablar tan bien el inglés como el francés - en estos momentos uno se dice: ¿POR QUÉ NO LE HICE CASO A MIS PAPÁS? -. Como podrán ver, tuve que ser sincera y decir que no hablaba tan bien el inglés... Luego me pidieron como requisito haber tenido experiencia como traductora simultánea - después de esto, se imaginarán que otra opción de profesión agregaré a mis profesiones soñadas-. En fin, tal y como pasó en el sueño, no voy a ir... pero no importa. No me deprimí, al contrario... No era tanto el viaje, era saber que mis jefes tuvieron confianza en mí (la confianza que yo misma no me tengo), era haber imaginado que pude haber tenido todos esos beneficios. Bueno, pasemos al próximo sueño...

En el próximo sueño pues Émilie me ofrecía un grupo de alumnos el viernes... No saben cuánto he deseado tener este grupo. Ustedes saben cómo quiero yo a los niños. Pero bueno, la historia es así: el sábado pasado Émilie me ofreció ese grupo de alumnos. ¡Increíble! Ahora sólo falta esperar a que se inscriban todos esos niños cuyos padres estaban interesados que aprendieran francés...
Bueno, todo termina ahí... Nada interesante, lo sé, pero que cuenta mucho para mí.

1 comentario:

singer with hips dijo...

Quelque jour tu rêveras que tu pars, et, en fait,tu le feras...

J'éspere seulement que tu as envie (ne pas trop, c'est clair) de me parler une dernier fois et de me dire adieu.

Tu m'as manqué. Mais, en fin...je peux pratiquement déssiner le jour quand je ne pourrais pas te regarder (de lejos, como es ahora)...je ne veux pas que ce jour vien. Mais je ne peux pas suivre en train te faire du mal sans le vouloir, et tu ne peux pas suivre en train de vivre à cet pays avec ces gens que tu n'aimes pas. (Estas son las verdaderas patrias...)

Peut-être on pourrait se voir la prochaine semaine...ou peut-être non. Como sea, ojalá estés bien.

[Desolée pour les erreurs :$]